CRUZANDO CHACO – Dirección noroeste

Hemos atravesado CHACO por la RN16. Por el respiradero del coche entraban cientos de insectos y pequeños arácnidos. Ahora entiendo por qué llevaban todos los autos que nos cruzábamos una red en la parrilla.

Un tatú atropellado al pie del camino atrae al carancho y al buitre negro americano. Enormes aves carroñeras disputándose un bocado. También nubes de libélulas chocan contra el parabrisas y en un tramo, durante unos quince quilómetros, cigarras gigantes golpean el auto como piedras perdidas. Son cigarras de un palmo, cruzan la carretera volando, huyendo a veces de pájaros y otras tan solo arrastradas por el viento como zooplancton de superficie.

La carretera es mala y hay que conducir con mucho cuidado para no reventar alguna rueda en los socavones que encontramos en la vía.

Al entrar en Valles, hacemos parada en San Salvador de Jujuy, donde nos aprovisionamos de comida y recargamos una bombona de gas de 5kg. Aun nos quedará atravesar la provincia jujeña por la RN9.

Al entrar en La Quebarada de Huamauaca, el paisaje se hace polvo rojo y siluetas de cactus. Calor durante el día y frío intenso en la noche. Pueblos con rasgos indígenas marcados y remeras de lana de llama. La imagen del mate y el termo desparece y deja paso a bocas que no vocalizan por una masa de hojas de coca alojada en el pómulo. Paramos en Purmamarca para ver su Cerro de Siete Colores y pasar un par de días entre Las Coloradas. Cruzamos el Trópico de Capricornio por Huacalera y descansamos en la colonial Humahuaca.

Dos días después entramos en la Puna, alternando vía asfaltada y tramos de ripio. Pasado Abra Pampa, un rebaño de unas 20 vicuñas corriendo a pocos metros hace temblar el suelo que piso y se me eriza la piel mientras intento grabarlo en video.

Debido a la altura, aparecen mareos y dolores de cabeza que combatimos con infusiones de hojas de coca.

Al llegar a La Quiaca la sonrisa se dibuja en la cara y hacemos de la plaza central, con agradables bancos con sombra y pegada a la iglesia, nuestra casa durante unos días

 

 

Compártelo con tus amigos:

M.M.B.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *