POSTERGANDO EL ASFALTO – Parque Nacional los Alerces

alerce bandera

P.N. Los Alerces – Agudiza tu vista en el centro de la foto de arriba. Esa mancha blanca es Larry.

El Lago Futalaufquen es demasiado bonito como para no irse sin pena del Parque Nacional los Alerces, en Esquel, provincia de Chubut. Dos semanas despertando frente a un lago de agua diáfana y rodeado de cumbres nevadas que al atardecer convocan siempre a la nube lenticular y al cormorán magallánico, mientras los últimos rayos del sol pintan el cielo violeta, es irremediablemente, algo que no olvidaré al menos en mucho tiempo.

Este Parque Nacional fue creado en el año 1937 y posee una superficie de 259 570 ha. El fundamento de su creación es la protección de los bosques de lahuán o alerce, uno de los árboles de mayor longevidad del planeta, que llegó a estar en peligro de extinción. Sus ejemplares pueden vivir entre 3000 y 4000 años de edad y medir mas de 70 metros de altura.

Su nombre en latín es Fitzroya cupressoides, y no sería relevante salvo por el hecho de que este nombre científico fue puesto en honor al almirante Fitz Roy, quien logró fama duradera por haber sido el comandante del HMS Beagle durante el famoso viaje de Charles Darwin alrededor del mundo entre 1831-1836.

Pero dejemos la mágica etimología de las palabras, porque de lo contrario no terminaría este artículo y me vería hablando en las próximas líneas, de algún tema completamente opuesto al que hace referencia el título de la entrada.

El alerce es un enorme árbol conocido en esta región (Argentina y Chile) como alerce patagónico. No está emparentado con los «alerces» que originaron su nombre común, por lo que fuera de estos países es llamado «falso ciprés de Patagonia». La comunidad aborigen de su área de dispersión, los mapuches, lo denominan: lahuán, lawén, lawan, y en especial lawal.

Es el árbol nativo más alto de la región del Cono Sur de América.

El Parque Nacional Los Alerces incluye al lago Futalaufquen, lago Verde, lago Krüger, lago Rivadavia, Menéndez y el río Arrayanes. Por sus increíbles paisajes es considerado uno de los más bellos Parques Nacionales de Argentina.

SENDAS

El Parque Nacional Los Alerces es uno de los cinco Parques Nacionales que conforman la Huella Andina, donde se puede disfrutar del trekking recorriendo caminos de variadas dificultades. Algunos son:

  • LAGO VERDE: Comienza a 1 km de la seccional Lago Verde. Al final de la senda se tiene una excelente vista panorámica de los lagos Verde, Rivadavia y Menéndez. Dura una hora y es de dificultad media – baja.
flor

Flor de arrayán o mirto – Los griegos ya conocían el “myrtos” su etimología significa perfume.

  • LAGUNA LARGA: A dos kilómetros del centro de informes por una senda vehicular se recorren cuatro kilómetros para llegar a la laguna que se encuentra fuera del Parque. Dura cuatro horas y es de dificultad media – baja.
  • LAGO KRÜGER: Comienza a 1500 metros pasando Puerto Bustillo. Ésta es la senda más compleja del Parque, ya que se requiere disponer de más tiempo. Se permite acampar en el sector de Playa Blanca, pero no se puede hacer fuego. Al llegar al Lago Krugger, hay un puesto de guardaparques, un camping agreste y una hostería para los cuales hay que consultar previamente la disponibilidad. Requiere registro y dura doce horas de ida, con poco peso. Dificultad alta.
  • CASCADA IRIGOYEN: A seis kilómetros de Villa Futalaufquen se observa un importante salto de agua entre una abundante y variada vegetación. El primer tramo dura quince minutos y es de dificultad baja.
  • LAGUNA ESCONDIDA: Parte frente a la Seccional de Río Arrayanes y se asciende hasta llegar a la Laguna. Requiere registro y dura tres horas. Es de dificultad media.

Trekking Laguna Escondida.

  • CASCADA ARROYO DEL HACHA: Comienza a 200 metros de la seccional Lago Rivadavia. Se llega a una importante cascada y se puede disfrutar de una panorámica del Lago Rivadavia y su entorno. Dura una hora y es de dificultad media – baja.
  • PINTURAS RUPESTRES: A dos kilómetros y medio de Villa Futalaufquen, se puede observar un alero con pinturas rupestres de antiguas poblaciones para luego realizar un ascenso de diez minutos hasta un mirador. Dura treinta minutos y es de dificultad baja.
  • CINCO SALTOS: Comienza pasando Puerto Bustillo y se llega a los miradores de los saltos de agua del Arroyo Los Pumas. Dura dos horas y es de dificultad media.
  • CERRO DEDAL: Comienza a 200 metros del Centro de Informes. Al final de la senda se observa el Lago Futalaufquen, el Cordón Situación y el valle del Río Desaguadero. Requiere registro. Dura siete horas y es de dificultad alta.

 

 

 

 

Compártelo con tus amigos:

M.M.B.

One Comment

  1. Soy de Buenos Aires y desde hace tiempo tengo pendiente este P.N. Muy buena información, directo a favoritos. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *