Donde la cotidianidad parece extraña – BANGKOK

Parecía sencillo, pero me han rodeado en un alarde de valentía. El aire enrarecido por la contaminación me irrita la garganta y el sudor negro me cae por la cara a chorros. Tan solo quedan un par de metros. ¿Qué demonios hacía en medio de la calle esquivando tuk tuks, motocicletas, coches y furgonetas?

Días después seguía vivo y ya era todo un profesional en el famoso arte de cruzar la calle en Bangkok.
Paseando por Or Tor Kor, el Himno del Rey suena por los altavoces y un policía con un silbato enérgico, levanta de la mesa a turistas despistados.

Siempre terminábamos por escoger donde tomar una Chang o una Leo, después de ver la mesa de billar al fondo del local. El Pad Thai nos supo a gloria mientras jarreaban litros inundando la calle. Y en un esfuerzo por sacar una fotografía de las luces desfiguradas por el agua, una cara cualquiera me regaló una sonrisa.

Y es posible vivir a ras del suelo, en un peldaño al pie de la calle, fregar platos en un cuenco de agua negra, y servir descalza una brocheta de algo parecido a pollo. Cobrar por ello 10 baths y sonreír.

O quizás, jugar con un paraguas roto de algún turista, calzar zapatos distintos y cuidar de un hermano que está empezando a caminar solo. Y sonreír.

Y es posible que, a media noche, llegue un hombre en una variant humeante, ayude a desmontar un puesto de comida, cargue cajas, mujer y dos hijos en el ciclomotor y mientras zigzaguea las calles estrechas y mojadas, cruce su mirada con alguien cualquiera y le regale una sonrisa.

Sawatdii Khrap.

 

¿QUÉ VISITAR EN BANGKOK?

 

  • KAOSAN ROAD

Calle popular entre los mochileros. A lo largo de sus 400 metros encontrarás bares, restaurantes, puestos de masajes, tiendas de tatuajes, tiendas de ropa, hostels baratos… y cada día se instala un improvisado mercado callejero donde se puede conseguir algo de ropa y comida extraña. Kaosan es un hervidero de gente en continuo movimiento. Muy recomendable.

  • MERCADOS Y MÁS MERCADOS

Bangkok es sinónimo de mercados. De cualquier cosa, de cualquier tamaño y a cualquier hora. Hay infinidad de ellos. Uno de los más famosos y más grandes del mundo es el que se hace todos los fines de semana, el Mercado Chatuchak. Abren temprano y cierran sobre las 20.00. Es un mercado enorme con infinidad de puestos vendiendo de todo, desde ropa hasta animales. Regatea el precio.

Otro mercado muy frecuentado es el Mercado nocturno de Patpong. Es un mercado en el medio de la calle, donde encontrarás falsificaciones y sex shows en los bares de alrededor.

  • TEMPLO DEL BUDA DE ESMERALDA

Está en el interior del Gran Palacio Real de Bangkok, un gran complejo palaciego. El Wat Phra Kaew (Templo del Buda de Esmeralda) es el templo budista más importante de toda Tailandia. Sirvió como residencia oficial de los Reyes de Tailandia desde el siglo XVIII. Es un lugar muy turístico. El precio son 500 baht, unos 12 euros. Muy recomendable.

  • TEMPLO DEL BUDA RECLINADO
En el Wat Pho (Templo del Buda Reclinado) el principal reclamo es la enorme figura de un Buda Reclinado de 46 metros de largo y 15 de alto. El templo también es una maravilla. En el interior hay una Escuela de Masaje Tailandés, la más antigua del país, donde puedes recibir un masaje a buen precio. El precio de la visita es de 100 baht, unos 2 euros.
  • TEMPLO DEL AMANECER

El Wat Arun (Templo del Amanecer) destaca por su empinada estupa central y los detalles de su abovedado. Este templo al anochecer es fantástico y siempre es visible desde muchos puntos de la ciudad. Una buena panorámica es desde el otro lado del río Chao Phraya. También se puede subir a lo alto de su pagoda. Muy recomendable. El precio es de 50 baht, 1 euro aproximadamente.

Nota: Antes de entrar en los templos hay que descalzarse. Si os sentáis frente a una imagen de Buda, vuestros pies no deben apuntar hacia él.

Recomiendo coger un tuk tuk para moverse por la ciudad. Salen muy bien de precio y se pueden compartir con más gente. Acuerda un circuito con el conductor que pase por los lugares más pintorescos y cierra el precio.

 

Compártelo con tus amigos:

M.M.B.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *